miércoles, 16 de mayo de 2007

Cuando las buenas ideas fallan en Europa…las mandan a Latinoamérica

El extracto que sigue es parte de un artículo publicado en la Revista Media Week, por su sub-editor, el prestigiosísimo Alastair Ray, periodista especializado en Marketing y Publicidad, con una carrera rutilante en Gran Bretaña, y gran figura del último Media Festival de Venecia, el pasado abril.
Este extracto también ha sido publicado en "Relaciones Públicas - Blog de Octavio Isaac Rojas Orduña", El Blog de uno de los más relevantes Relacionistas Públicos a nivel mundial.
El artículo está en inglés, publicado en la entrada anterior y fue traducido por la Profesora Especialista en Inglés e Inglés Técnico, egresada de la Universidad Tecnológica Nacional, María Gallego.

Cuando las buenas ideas fallan
por Alastair Ray

La pesadilla de todo publicista: tu último trabajo de marketing ha muerto: una fría y dolorosa muerte y esto está dañando la imagen de tu marca más allá de lo siquiera imaginable. Con el brillo de la maldad y la satisfacción por el fracaso ajeno en sus ojos, Alastair Ray elige el top 10 de las pesadillas publicitarias de todos los tiempos.

Cuando una campaña sale mal, el efecto dura un tiempo bien largo. Cuando una agencia de Marketing mete la pata, la naturaleza del negocio de la Comunicación asegura que todo el mundo se entere. Un fiasco en Marketing y Publicidad pronto es la comidilla de tus competidores, de los consumidores del producto y probablemente hasta de sus madres.

Como seguramente no se les habrá pasado por alto, la última marca que sintió en su espalda el escalofrío de la humillación pública es Dasani, el agua maravilla que Coca Cola presentó en Inglaterra.

Cuando ya había sido mancillada por los altísimos márgenes de ganancias alcanzados por revender agua de la canilla purificada, la nueva marca no pasa airosa un test básico de seguridad. Millones de dólares se perdieron y el lanzamiento a nivel Europeo probablemente haya quedado en permanente stand-by.

En muchos casos, una falla de marketing de gigantescas proporciones suele ser síntoma o de un negocio que hace agua, o de falta de visión. Un mensaje de marketing confuso, es habitualmente el reflejo de la confusión reinante dentro de las oficinas de la elite ejecutiva de la empresa.

Artículo completo Media Week
Trad: María Gallego

2 comentarios:

MARIELA dijo...

¿Es que NO HAY FORMA de hacerle un agujero a la empresa? Que bien merecido lo tiene.

Coca cola gratis para todos eternamente. Trabajarán gratis para nosotros por intentar MATARNOS y DESTRUIR a la humanidad con su "Bromato de Potasio".

Gracias por el espacio.

Saludos!!!

Mariela.

María Gallego dijo...

La forma es exigir a nuestros funcionarios, en este caso el ANMAT, que actúen de acuerdo a las circunstancias. Nosotros denunciamos que las etiquetas de Dasani no estaban de acuerdo con el código alimentario. Coca decía que sí, pero ahora las cambiaron. Ahora tenemos que ir por el bromato. Deberíamos todos dar a conocer que el ANMAT permite hasta 10 partes por millón de la venenosa sustancia, (simplemente porque no podría controlar por debajo de eso, no porque no se haya demostrado mundialmente que sea cancerígena) y por supuesto, en eso se escuda Dasani, que admite tener 5 o menos. A confesión de parte, relevo de pruebas.